sábado, 28 de noviembre de 2009

Forrando el canapé


Hoy a petición de mi amiga Ainhoa, os enseño cómo forramos el canapé de la cama que estaba lleno de enganchones de uñas de Gato.

Una de las pocas cosa que nos trajimos de Bilbao, fue nuestra cama.

El canapé es de esos feos que están forrados como si fuera un colchón, y que tan irresistiblemente atractivo resulta para nuestros Michis.


Estaba muy estropeado así que me ocurrió forrarlo.

La tela tenía claro que sería la INGER de Ikea a 3,99 euros/metro.

El problema era ¿cómo hacerlo?

Primero intenté con la grapadora de tapizar, pero no se podía porque la estructura del canapé es metálica y las grapas no se agarraban.

Pensé en Loctite (no me fiaba)

pensé en velcro (no, ya lo había intentado y no pegaba bien -y además salía muy caro-)

pensé en pegamento en spray (no, ya lo intenté en el sofá y al secar se quedaba pegote y se veía)

pensé en imperdibles y alfileres (no, que se me pinchan las nenas)

bufffffff................

Un día fuimos a Leroy Merlin a comprar está pistola térmica para pegar los cables por los rodapiés,


y vi que que algunas barritas de pegamento servían para textiles.

Yujuuuuuu!!!! ya había encontrado la forma.

Esta pistola se enchufa, y con el calor derrite las barras de pegamento.

Por cierto, tengo más fotos del antes:

¿A ver si encontráis a Leti?

Sofi ya la ha visto

Ahora que ya las habéis encontrado, sale de su escondite


Bueno, a lo que íbamos....

nos pusimos manos a la obra.

Desmontamos la cama y Leti y Sofi se lo pasaron en grande trepando por el colchón.


Ay que ver cómo les gusta el lío.....

Sofi: "Uyyyy, a ver qué hay aquí?



Mi madre me preparó la tela a la anchura del canapé,

y empezamos a pegar.


Juro que saqué fotos de todo el proceso y de la pistola, pero como ya hace tiempo
de esto, las he extraviado.



Con la pistola iba extendiendo un hilo de pegamento derretido por el borde, a tramos de unos 40 cm. Colocaba bien estirada la tela y presionaba hasta que quedaba fijado (cuidado que quema!).


Esto por todo el contorno de arriba, y luego ladeando la estructura también por abajo.

¿Dónde estarán mis fotos en las que se veía todo bien....?


Y este es el resultado.

Ahora me falta hacer un cabecero y forrarlo con la misma tela.



Por aquí me quedó un poco colgando, pero ya está solucionado.




También quiero contaros que hoy he estado por primera vez el "Piso Santuario"
Hay mucho curro por hacer, pero de momento ya hay dos habitantes.
Mañana que tengo que volver a dar la medicación a uno de ellos os cuento mejor con más detalles.
Hasta mañana.




5 comentarios:

  1. Gracias Ainho!! lo voy a hacer fijo xq el mio tiene hasta agujeros, Gatz y Lula se vuelven locos rascando de un lado para otro y lo tengo destrozado. Ya te mandare fotos con el resultado q espero q sea tan bueno como el tuyo!!

    ResponderEliminar
  2. que mierda de tapizado

    ResponderEliminar
  3. Joder, no tienes ni idea ni de tapizado ni de gusto, mi hija de dos años lo hubiera hecho mejor, mi mas sincero pesame.

    ResponderEliminar
  4. Que buena idea que as tenido. Quienes tenemos mascotas siempre nos encontramos con que el canapé y el colchón se estropeen en cuestión de segundos. Me parece muy bueno esto de forrarlo y no salir a comprar otro, ya que tanto debemos cuidar el dinero. Quisiera saber cuáles son los generos textiles posibles para hacerlo. Suerte y mcuhas gracias nuevamente.

    ResponderEliminar